Precios

Los CFDs replican el comportamiento del activo subyacente. El precio se toma directamente de la bolsa del activo subyacente o de los proveedores de liquidez. Al operar con CFDs se obtiene exactamente la misma exposición que si se estuviera operando el activo subyacente. Esto incluye también la exposición a la divisas del activo subyacente, cualquier ganancia o pérdida se calculará en la moneda local del subyacente. Por ejemplo, si se opera en acciones americanas, las garantías y P&G serán calculadas en USD, en el caso de acciones alemanas, será en EUR y con acciones inglesas, será en GBP. 


Spread

Dada que nuestra compensación está incluida dentro del spread, es decir la diferencia entre el precio de compra y de venta, se añade un mark-up a la cotización.

El Spread es considerado el principal coste para un inversor, pero nunca ha de considerarse como una comisión propia como tampoco deben considerarse como tal, el efecto financiación o los costes de rollover. Nuestros clientes no pagan comisiones, tan solo tienen los costes que acabamos de mencionar, ya que todo lo tenemos recogido en nuestros spreads. Nuestro objetivo es maximizar tu beneficio, por ello mantenemos nuestros costes muy bajos (se aplican los T&C).

Ejemplo de Spread

Veamos el índice de referencia de las principales compañías del Reino Unido, el UK100, que representa el activo subyacente: FTSE100. Nuestro spread es de 1 punto. Para que puedas obtener beneficios, el índice tiene que moverse al menos un punto. Por lo tanto, si compraste cuando el índice cotizaba a: 5.903,50-5.904,50, el mercado tendrá que moverse un punto para que obtengas beneficios. Si se mueve a 5.904,50-5.905,50, hacemos break-even, es decir vendemos en 5.904,50 (mismo precio que el de compra) para cerrar la posición. Cualquier precio por encima de éste, nos supondrá un beneficio. 

Si el spread hubiera sido de 2 puntos, esto significaría que tendrías que esperar a que el mercado se moviera al menos 2 puntos para empezar a obtener cualquier beneficio. Por lo tanto, cuanto menor sea el spread, más estrecho, antes podrás obtener beneficios.

Costes extremadamente bajos

El spread de la operación no es el único coste de la operación. Además, está el coste de financiación y los costes de rollover (aplica sólo a los futuros).
Pero hasta donde tenemos constancia, tenemos los costes mas bajos del sector.


Spread y costes de Rollover

No solo nuestros Spreads son bajos, los costes de rollover también son bajos. Y a diferencia de algunos de nuestros competidores, lo que decimos, lo cumplimos. Sólo cobramos la mitad del precio de bid en los rollover de un contrato a otro. Por lo tanto, la nueva posición es sólo del 50% del spread estándar para ese mercado


Costes de Financiación

Mantener posiciones abiertas de un día para otro implica unos costes de financiación. Este coste es de tan solo un 2,5% anual del tipo de interés aplicable


Tamaño del contrato

Al operar con CFDs, se opera con contratos que vienen definidos y pueden variar de valor a valor. Por norma general 1 CFD de una acción, equivale a tener la exposición de 1 acción. Por lo tanto, si quieres tener una exposición de 10.000 acciones de Glencore International PLC, deberás operar con 10.000 CFDs de Glencore International PLC.

En el caso de los índices, funciona de manera diferente. Al operar con CFDs de índices hay que tener en cuenta el "valor del contrato", que es el que nos muestra la exposición. Por lo tanto, si queremos operar en el índice inglés (FTSE100), tenemos que fijarnos en que su "valor del contrato" es de 1£, por lo tanto si operamos en el CFD del UK100 por cada punto que se mueva ganaré o perderé 1£.

Todos los detalles en relación al tamaño del contrato, así como el valor del mismo, se encuentran en el apartado de Información del producto.


Apalancamiento - tú eliges las garantías

Puedes aprovecharte plenamente de los movimientos del precio del activo subyacente sin tener que aportar el 100% del nominal. Tan solo deberás aportar una fracción de la cantidad total, el resto lo ponemos nosotros. Garantías variables. En función del riesgo que quieras asumir, podrás reducir o ampliar hasta el 100% de las garantías.

Ejemplo de Apalancamiento

Supongamos que el FTSE (índice inglés) está cotizando a 5.000£, las garantías son del 1%. Si depositas 50£ en concepto de garantías, esto quiere decir que obtienes un apalancamiento de 100 veces tu inversión inicial.

Si el mercado se mueve un 1% hasta los 5.050 puntos, tu beneficio será del 100% (inviertes 50 y ganas 50). Lo mismo sucede al contrario. Si el mercado cae un 1% hasta los 4.950 puntos, pierdes el 100% (inviertes 50 y pierdes 50).

El uso de apalancamiento aumenta los movimientos de los precios de los subyacentes del mercado. Puede aumentar los beneficios pero también las pérdidas. Las pérdidas pueden superar la inversión inicial.

Debes tener en cuenta, que el capital prestado aumenta los intereses, por lo tanto estos costes pueden reducir los beneficios de la inversión (o sumarse a las pérdidas). Los costes de financiación se considera que son la compensación a los gastos de la entidad emisora.